Frenos

cambio de discos de freno

No hay unos kilómetros exactos para sustituir las pastillas o discos de freno, pero recomendamos revisar el sistema de frenado cada 20.000 Km o en función del uso, si tu vehículo frena mal, vibra o chirria. Actualmente muchos de los vehículos del mercado tienen un testigo de desgaste que se activa con un margen de tiempo suficiente para poder realizar el cambio con seguridad.

Las pastillas delanteras por lo general sufren un desgaste superior a las traseras, en muchos casos hasta el doble.

Los discos de freno suelen tener bastante durabilidad, en algunos casos hasta la vida útil del vehículo. Si los cambios de pastillas son los adecuados, los discos de freno no sufren tanto lo que significa que no disminuyen su grosor.

Puede suceder que el sobrecalentamiento desarrolle deformaciones que afecten al frenado provocando molestas vibraciones. Si es así, es hora de sustituirlos.

DE INTERÉS:

Consejos:

  1. Frenado

No hay que abusar del frenado para disminuir la velocidad. Una forma de bajar de velocidad progresivamente es con el freno motor. Hay que evitar frenar bruscamente para que no se caliente el sistema de frenado.

  1. Líquido de frenos

Destacar la importancia del líquido de frenos para el buen funcionamiento del sistema. Comprobar el nivel es sencillo y nos evitaremos con esto algún susto desagradable.

Este líquido es el encargado de mantener la presión correcta en el sistema hidráulico. La gran mayoría de los fabricantes recomiendan sustituir el líquido cada dos años ya con el tiempo puede perder sus propiedades.

  1. Elección de los frenos

Una vez en el taller has de ser quien elija que frenos se ponen a tu vehículo. Para ello, el mecánico será el encargado de aconsejarte en diferentes marcas y calidades.

FacebookTwitterGoogle+Compartir