Mecánica general

mecánica-general

El diagnóstico y revisión integral del vehículo permite conocer su estado, para verificar y sustituir, en su caso, los componentes que sean necesarios.

DE INTERÉS:

Elementos clave para revisar antes de un viaje 

  1. El aceite

    Es preciso revisar si el aceite está en los niveles adecuados y si se encuentra en buen estado. Si no fuese así, se corre el riesgo de poner en peligro el buen funcionamiento de la mecánica. Es recomendable cambiar el aceite a los kilómetros adecuados para garantizar una larga vida del motor.
     

  2. Frenos

    Ni que decir tiene que el sistema de frenado es una de las partes más importantes del vehículo. Si su coche no responde con eficacia y chirría, es señal del deterioro de los discos y pastillas. Recomendamos su sustitución en un periodo de tiempo no muy lejano. Las distancias de frenado se alargan y no es muy recomendable en situaciones de mucho tráfico. Si se va de vacaciones estaría bien tener el coche a punto. Otro aspecto a tener en cuenta es el líquido de frenos. Ha de estar al nivel adecuado para el correcto funcionamiento del sistema.
     

  3. Los amortiguadores

    El sistema de suspensión puede resultar realmente incómodo para la circulación. Si los amortiguadores se encuentran en mal estado, cada bache y cada curva se convierten en una molestia constante haciendo que su seguridad se vea afectada. Es imprescindible mantener la suspensión en buen estado, lo notará en su seguridad y en el confort de la marcha.
     

  4. Los faros

    Otro aspecto importante para tu seguridad es la correcta iluminación de los faros. Si la iluminación es débil, tú vehículo no se verá de un modo adecuado. Tu taller a de comprobar con un regloscopio si se te ve lo suficientemente bien y que las luces se encuentren a la altura óptima para no deslumbrar a los otros conductores.
     

  5. La batería

    Si no quieres encontrarte una mañana con que tu vehículo no arranca y el consiguiente trastorno, puedes acercarte hasta tu taller a verificar si la batería tiene la suficiente vida útil para que no te quedes tirado. Las baterías tienen una vida que oscila entre los 2 y 4 años. Te recomendamos que a la menor señal de fallo de arranque, te dirijas a tu taller de confianza y la sustituyas.
     

  6. El Limpia

    No pienses que las escobillas no se gastan. Si cuando llueve te dejan el cristal sucio o no desalojan bien el agua es un indicio de que probablemente haya que sustituirlas. Ten en cuenta también que el líquido se encuentre en los niveles adecuados para que puedas limpiar la luna correctamente.
     

  7. La dirección

    El coche siempre ha de ir con la dirección recta, es decir, que cuando sueltas las manos del volante no ha de irse hacia los lados. Si se desvía, es señal de que debes acudir a tu taller a que te hagan un paralelo ya que el vehículo no se encuentra bien alineado.
     

  8. Los neumáticos

    Has de tener en cuenta que el límite legal de profundidad del dibujo es de 1.6 mm. Esto es el mínimo para que tus neumáticos sigan respondiendo bien, aunque lo correcto es que si baja el dibujo de 3 mm haya que ir pensando en sustituirlos.

    El neumático es un elemento esencial, la seguridad en la circulación depende en muchos casos de la sujeción de las gomas al asfalto. A más desgaste, más distancia de frenado y mayor peligrosidad.

    Ten en cuenta también que si los neumáticos no tienen la presión adecuada se produce un mayor desgaste y se acorta su vida útil.

 

FacebookTwitterGoogle+Compartir