Suspensión

Revisión de suspensión

El sistema de suspensión de un vehículo se compone de varias piezas destinadas a absorber todas las irregularidades del terreno por donde circula, y que estas no pasen al habitáculo. Entre ellas destacan el muelle y el amortiguador.

Normalmente este sistema suele ser duradero si no ha recibido un fuerte desgaste. Eso no quiere decir que no necesite de un mantenimiento mínimo y de sus respectivas revisiones para asegurarse de su correcto funcionamiento.

DE INTERÉS:

Consejos

  1. Acuda al taller si:
  • El vehículo al frenar se inclina demasiado
  • Por terrenos irregulares no los absorbe con suavidad, va dando saltos con violencia.
  • Se produce un excesivo y rápido desgaste de los neumáticos
  • Detecta ruidos bruscos en la delantera o trasera del vehículo
  • Observa alguna perdida de aceite en los amortiguadores
     
FacebookTwitterGoogle+Compartir